Cómo escribir tu Primer Ebook julio 27, 2015 – Posted in: Ebook – Tags: , , ,

portadaebookbarata.com

Cómo escribir un ebook

 

POR QUÉ ESCRIBIR UN EBOOK 

Todos tenemos un libro dentro esperando a ser escrito.

A la hora de escribir un ebook, da igual lo que hagas o sepas hacer, tanto si lo que sabes es cómo cocinar, cómo vender mejor o cómo relacionarte con los demás, o incluso esa novela que llevas imaginando en tu mente durante años, si quieres que tu voz se oiga, la mejor forma, y la más barata, de conseguirlo es mediante la autopublicación.

En este artículo te enseñamos paso a paso cómo puedes completar y publicar con éxito tu primer eBook.

 

CÓMO ESCRIBIR TU LIBRO: ENCONTRAR UNA IDEA Y TRABAJAR CON ELLA

¿Sabías que se venden más libros en formato electrónico que libros físicos? La razón podemos encontrarla en el costo de publicar un libro físico o un libro electrónico, y es que el formato digital de un libro es muchísimo más barato de producir para un escritor novel que uno físico.

Lo primero que has de tener en cuenta a la hora de escribir un libro electrónico es que la única diferencia con cualquier otro tipo de libro es el medio por el cuál se publica.

Dicho esto queda claro que el primer y más importante paso a la hora de escribir un libro en formato electrónico es decidirse por una idea y a continuación desarrollarla.

portadaebookbarata.com

¿NO SABES POR DÓNDE EMPEZAR?

El mayor problema que afronta cualquier persona a la hora de escribir es empezar. Muchas personas van buscando información e ideas pero no se sientan a empezar, así que aprovecha que estás leyendo esto para dar un primer pequeño paso y hacerlo ahora. Sí, en este momento.

1.LA IDEA.

Empieza con una frase. Hay varias formas de empezar, sin embargo, una de las más sencillas es simplemente sentarse y escribir una frase breve que contenga la información que te gustaría que contuviera tu libro. Una vez dado el primer paso, puedes seguir construyendo sobre él y crear tu obra.

Los escritores que quieren escribir una novela o libro de ficción puede que necesiten  más tiempo para encontrar ideas y tramas para su libro, pero pueden seguir el mismo proceso.

Es una oportunidad. La principal ventaja del formato eBook es que no sólo es una oportunidad para quienes deciden publicar ellos mismos su propio libro sin la ayuda de una editorial, sino que además del coste de una portada que haga el libro suficientemente atractivo para los demás es básicamente gratis.

Cualquier idea vale, no las descartes. En cualquier caso es mucho más barato publicar un libro electrónico que hacerlo en papel, lo que hace que lo que se puede considerar un libro muy corto en número de páginas para que valga la pena editarlo en formato papel se convierte en un perfecto candidato para un eBook.

Así que no descartes usar una idea que te parezca buena por el mero hecho de que vaya a ser un libro pequeño.

portadas para libros electrónicos

Mapa Mental para un ebook

 

2.DESARROLLA TU IDEA.

Recapitulemos: tienes tu idea, has dado el primer gran paso, ahora toca desarrollarla.

Céntrate en la idea básica, y piensa en los diferentes aspectos de la misma. Qué es lo primero que se te ocurre cuando piensas en la idea, personajes, sitios, conversaciones, y empieza por escribir todo lo que se te ocurra, ya lo ordenarás más adelante.

Mapas mentales. Una buena forma de inspirarte y de aumentar tu creatividad es usar un Mind Map o Mapa Mental. Hay muchas herramientas online para usarlos, y estate atento porque escribiremos pronto otro artículo de comparativas y cómo usarlos, para empezar puedes irte a Mind Meister que tiene una opción gratuita y te explica perfectamente cómo funciona.

Existen diferentes modos de afrontar un libro según la temática. En algunos temas lo mejor será usar una técnica lineal o contínua, mientras que en otros es mejor usar una red de conceptos interconectada.

3. ORGANIZACIÓN, ORGANIZACIÓN, ORGANIZACIÓN. 

  1. Revisa la información. A estas alturas ya habrás desglosado y desarrollado tu idea de forma que tienes una abundante cantidad de información sobre tu tema básico. En este momento toca revisar la información que tienes y desarrollar una línea vertical en la que coloques la información de forma que cuando termines tenga sentido para ti todo el planteamiento.
  2. Primero lo primero. Comprueba qué es lo que el lector necesita saber primero y exponlo claramente.
  3. Añade conceptos. A partir de aquí, y una vez que lo básico ya está expuesto puedes seguir añadiendo conceptos sin que el lector se pierda.
  4. Conceptos a capítulos. Se trata de que cada concepto que has puesto en la línea termine siendo un capítulo de tu libro.
  5. Comprueba la disposición de la información. Fíjate ahora en si te gusta la forma en la que has dispuesto la información. ¿Sí? Bien, seguimos adelante. ¿No? Cierra los ojos y fíjate en cómo te gustaría verla organizada, en qué orden te gustaría a ti leerlo.
  6. Agrupa capítulos. Quizá incluso puedas agrupar los capítulos en secciones si tienen la misma temática o si tratan de un mismo problema o aspecto. Esto da más solidez a la estructura, aunque no es imprescindible. Ten en cuenta que el objetivo es que el lector se encuentre a gusto y facilitarle de algún modo la lectura.
  7. Ya tienes la estructura, ahora puedes seguir escribiendo. Estos conceptos establecen la base sobre la que edificar tu libro. Sin una buena base todo corre el riesgo de desmoronarte. Ten en cuenta que puedes volver a la base siempre que quieras para buscar más ideas, para repasar la estructura, e incluso para modificarla.

 

Cubiertas para libro electrónico

Escribe mucho

4.ESCRIBE, ESCRIBE, ESCRIBE.

  1. Tu único objetivo ahora es escribir. En este momento lo que nos interesa es crear, no la organización, no cosas secundarias a la escritura del libro que nos pueden entretener y también desviar de nuestro objetivo que es escribir el libro. Por tanto ten claro cuál es el objetivo a partir de ahora: escribir el libro.
  1. Todo lo que no es escribir es secundario. El índice, el título y cualquier otro tipo de adornos como la cubierta son secundarios y no deben hacerte parar de escribir, que es tu meta.
  1. Escribe las ideas que se te ocurran y déjalas para después. Para evitar distracciones conviene que mientras escribes tengas a mano un cuaderno o post it donde escribir brillantes y geniales ideas que temes olvidar como los colores de la portada de tu libro, o cualquier otro aspecto estético sin perder tiempo (no puedes estar perdiendo tiempo abriendo páginas en el ordenador en las que apuntar las cosas, para cuando hayas terminado de escribir se te puede haber ido la inspiración).
  1. Por una fecha o plazo a las notas. Recuerda que la finalidad es seguir escribiendo y apuntar información que no queremos perder para ponernos con ella en un momento futuro, por lo que puede ayudarte, por ejemplo escribir en la misma nota cuando debemos gestionar la nota: cuando el libro esté terminado, una vez hayamos terminado el primer capítulo,…
  1. No hace falta empezar por el principio. Puede que al sentarte a escribir te resulte más fácil empezar por “la mitad” en lugar de por el principio, así puedes elegir empezar por el capítulo que tú elijas. O puede que prefieras empezar por el primer capítulo y seguir.
  1. Si te falta inspiración sigue escribiendo otra parte del libro, pero sigue escribiendo. En cualquier caso, siempre puedes alternar entre las dos opciones (empezar por el primer capítulo o por la mitad, o por otra parte del libro que tengas más clara) si se te acaba la inspiración en una de ellas, así tendrás más posibilidades de progresar más en menos tiempo.
  1. Usa lo que te funciona a ti. Pero lo más importante que debes recordar es que puedes usar cualquier técnica que te venga bien o te haga sentir cómodo, y que no tienes ninguna obligación de seguir usando la misma: puedes cambiar de técnica o forma de escribir todas las veces que quieras, se trata de que termines el libro, no de ser fiel a una técnica.
  1. Encuentra formas de motivarte. Escribir un libro puede llevar tiempo, no a todo el mundo el mismo, así que no te desanimes si tardas más de lo que pensabas, pero tampoco empieces pensando que necesitas pasar los próximos cinco años escribiendo el libro, porque entonces es probable que te desanimes, y eso es lo último que queremos. Aquí encontrarás citas que te ayudarán a motivarte, conviene que las tengas cerca o copies la que más te guste.
  1. Persevera: Independientemente del tiempo que tardes en escribir tu libro lo más importante es que no te rindas. Si sientes que el estrés hace mella, este artículo te puede ayudar.
  1. Tiempo para escribir. Cada día reserva un período de tiempo determinado para escribir, aunque no te apetezca, aunque no se te ocurra nada. Escribe. Quién sabe si entre lo que escribes cuando no estás inspirado encuentras una genial idea, y ¿sabes qué? Nunca podrás saber si lo era si no escribes y te vas a hacer otra cosa. También puedes escribir cada día un número determinado de palabras en lugar de designar un período de tiempo concreto.
  1. Un objetivo para cada día. Tanto si vas a escribir cada día durante dos horas o un número determinado de palabras, ese es tu objetivo diario. Tu objetivo no es tener una idea genial, es poner a las musas a trabajar, o como dijo Picasso que cuando la inspiración llegue te encuentre trabajando.
  1. No te levantes de la silla. No te levantes hasta que hayas conseguido el objetivo del día, sea en tiempo o en palabras escritas.
  1. Cuanto más escribas más ideas tendrás. Escribir te ayuda a generar más ideas: Escribir es un ejercicio de creatividad, al escribir y usar más el hemisferio cerebral derecho estarás estimulando tu imaginación y puedes encontrar más ideas de las que crees.

En el siguiente artículo te contaremos qué hacer cuando hayas terminado de escribir el libro, algo que es tan importante como el hecho de escribirlo.

Si te ha gustado te damos las gracias por compartirlo. Y si tienes preguntas no dudes en preguntarnos. También nos gustaría saber tus trucos o técnicas para ayudarte a escribir.